Omnicanalidad: el nuevo cliente.

Actualizado: 28 abr 2020

El lenguaje tecnológico ha cambiado las normas del juego.

No hay vuelta atrás: Omnicanalidad u Ostracismo.









Con la mejora de las comunicaciones y el crecimiento del acceso a Internet hemos vivido el auge del comercio electrónico.

Los nuevos canales han nacido bajo nuevas capacidades tecnológicas, y éstas también han cambiado de raíz los canales convencionales o históricos.


Se han modificado los patrones de compra de los consumidores, que ahora son:

  • Más informados

  • Más exigentes

  • Más infieles

  • Globales en procedencia

  • Globales en competencia (mas ofertados del mismo producto o de sustitutivos)

  • No cautivos por una coyuntura geográfico-logística

Podemos convenir en que la omnicanalidad nace y vive en la tecnología.

De hecho, lo que hemos dado en llamar Omnicanalidad no es más que una multicanalidad tecnológica.

El cliente quiere relacionarse con el producto en cualquiera de los canales por los que puede llegar a él, desde una nueva ergonomía que le es propia y cómoda, desde un nuevo lenguaje.

Y el vendedor, debe de atenderle en este lenguaje en todos los canales en los que se relacione con él.

Una definición de Omnicanalidad podría ser la capacidad tecnológica que permite que cliente y vendedor, se relacionen en y desde distintos lugares, a cualquier hora y utilizando múltiples dispositivos.

La Omnicanalidad es la respuesta a la exigencia del cliente que quiere comprar el producto que desea, donde él quiere y cuando él quiere, avalado por sus capacidades tecnológicas.


#omnicanalidad

62 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo